Con la llegada del frío siempre llega la hora de lavar los edredones y la eterna pregunta ¿en casa o en la lavandería?

Seguro que piensan que lo más sencillo y rápido es lavar los edredones en casa. Antes de nada, deben revisar la capacidad de su lavadora, el tamaño del edredón y su estado, por si hay alguna mancha o alguna imperfección en el tejido, costura descosida…

Además y como siempre, es conveniente consultar la etiqueta de composición (relleno y tejido exterior) y conservación del edredón para ver el material (sintético, plumas, lana de alpaca), la temperatura máxima de lavado y el ciclo de lavado que recomiendan y si admite o no secadora. También hay que tener en cuenta el detergente a utilizar, por ejemplo, si es un edredón de plumas, es recomendable emplear un detergente para prendas delicadas, preferiblemente líquido y no añadir suavizante. En caso de un edredón con relleno de lana de alpaca, las opciones son menores, los tejidos de alpaca solo permiten un lavado profesional al SECO ya que al lavarse con agua tienden a encogerse y en caso de los edredones forman bolas difíciles de sacar.

Aunque ahora las lavadoras tengan una gran capacidad de carga, los edredones son muy voluminosos y pueden duplicar o triplicar su peso durante el lavado. Introducir un edredón en una lavadora con capacidad insuficiente puede provocar la formación de cercos de humedad, alteración de tejido exterior, arrugas, apelmazamiento del relleno y la formación de olores desagradables.

Y recordar: ¡nada de utilizar pelotas de tenis durante el centrifugado! Pueden dañar el tambor de la lavadora, además del molesto ruido y golpes, no conseguirán que las plumas no queden apelmazadas.

Debido al volumen de los edredones, hay gente que opta por el tradicional método de remojo en la bañera, frotar a mano, realizar numerosos aclarados hasta minimizar la formación de espuma y esperar a que se seque… Visto esto, no parece tan sencillo la opción de lavar los edredones en casa no?

¿Por qué lavar los edredones en la lavandería?

Los profesionales de las lavanderías, como los expertos de Pressto, realizan una limpieza exhaustiva de los edredones, que comienza con una revisión completa del artículo de hogar, buscando e identificando posibles manchas, su composición del tejido y relleno, estado de las costuras, cerciorándose del tipo de limpieza (seco, acuosa) que es conveniente, etc.

Si el relleno del edredón es sintético, es recomendable una limpieza acuosa máximo a 60ºC. Se utilizan detergentes específicos para este tipo de prendas y posteriormente se procede a un secado en secadora máximo a 80ºC.

Si se trata de un edredón de plumas o plumón y además trae las manchas habituales por el uso, en primer lugar, los expertos de Pressto, realizan un proceso personalizado de desmanchado.  Dependiendo el tipo de mancha, composición del tejido exterior del nórdico y la naturaleza de la misma, se aplicará el exclusivo proceso de limpieza de Pressto bien por ultrasonidos y/o la aplicación de sus propios productos desmanchantes, que garantizan su eliminación sin por ello dañar o alterar la tonalidad y estructura del tejido.

A continuación y una vez tratadas dichas manchas se realizará el lavado acuoso, o la limpieza en seco tal como los edredones de relleno de alpaca.

Pressto dispone de programas de limpieza especiales para el tratamiento de este tipo de artículos de hogar. Dichos programas tienen como misión una limpieza en profundidad, manteniendo en todo momento el estado del relleno : pluma, plumón, sintético, lana e incluso seda, correctamente distribuido para que conserve el aislamiento, calidez, textura, peso y espesor, como cuando se adquirió, año tras año.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *