El cambio de temporada conlleva un cambio de armario, sacar la ropa de una temporada y guardar la de anterior. Si queremos que toda nuestra ropa esté en perfecto estado, temporada tras temporada, además de limpiar regularmente los armarios y guardar la ropa lavada y planchada, es conveniente apoyarse en una herramienta más, por lo que hoy les enseñare cómo hacer un antipolillas casero.

Las polillas de la ropa son uno de los principales problemas a los que se enfrentan nuestros armarios tras el cambio de temporada. Prefieren ambientes húmedos, por lo que es fundamental limpiar y secar bien los armarios antes de guardar la ropa. De igual forma, hay que guardar la ropa limpia (las polillas prefieren la ropa sucia) y planchada, ya que el calor de la plancha eliminará cualquier larva que pudiera quedar en las prendas.

Por último, y para completar este ritual y evitar la aparición de esos molestos insectos, es recomendable utilizar antipolillas. Uno de los productos que más se relaciona con los antipolillas es la naftalina, pesticida muy eficaz, y que, al mismo tiempo, tiene un olor muy desagradable.

Pero, afortunadamente, hay otros productos, naturales que se pueden utilizar para hacer antipolillas caseros.

Cómo hacer un antipolillas casero

Para tener un 2 en 1, antipolillas y ambientador, sólo hay que cortar la cáscara de limón en espiral y colgarlo en el armario. También se pueden pelar la piel de una naranja o de un limón en trozos, dejarlos secar completamente y colocarlos, en bolsas de tela, dentro de los cajones y por los rincones del armario.

La madera del cedro es también un repelente ideal para las polillas. Para reforzar su eficacia se recomienda lijar los trozos de madera una vez al año y se pueden impregnar de aceite esencial de cedro.

Las hojas de laurel son otra alternativa a los antipolillas industriales. Sólo hay que dejar secar las hojas y repartirlas por los armarios. Estas hojas, una vez secas se quiebran con facilidad, por lo que es mejor que se metan en bolsas de tela.

También se pueden hacer bolsas que mezclen granos de pimienta negra, clavo de olor, hojas de menta secas y flores de lavanda. El resultado será siempre el mismo, protección total frente a las polillas.

En cualquier caso, siempre se puede acudir a las Lavanderías Pressto, que además de lavar y planchar tus prendas también las hacemos menos acogidas para las polillas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *